×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

Esta es la ruta turística de ‘Dolor y gloria’ de Paterna

Visita las casas-cueva y descubre los secretos del rodaje de la película de Almodóvar.

Celia S. Cañabate Celia S. Cañabate

dolor gloria paterna almodovar

La localidad valenciana de Paterna albergó en 2018 el rodaje de la película ganadora de siete premios Goya, ‘Dolor y Gloria’. La Torre Moruna y las Cuevas del Batán se transformaron así en protagonistas de su trama. Por este motivo, el Ayuntamiento ha querido homenajear la película con una ruta turística.

En el recorrido que se ofrece, además de descubrir los escenarios que habitaron los protagonistas, se podrán ver imágenes del rodaje y objetos que aparecen en la película. También se podrá visitar una casa-cueva como en la que transcurre la vida de la familia de la historia narrada por Almodóvar.

Torre de Paterna y Cuevas – Ayuntamiento de Paterna

Este tipo de vivienda se construyó aprovechando la topografía del terreno. La primera referencia documental sobre ellas aparece en el Padrón de Habitantes de Paterna de 1824, aunque su procedencia se les supone a los moriscos, ya que en Andalucía hay casas similares.

Tras la expansión de estas construcciones en torno a los años 20 del siglo XX, sus principales núcleos fueron Cuevas del Palacio, Cuevas de la Torre, Cuevas de Alborgí, Cuevas de la Mina, Cuevas del Batán y Cuevas de la calle Godella.

Más tarde serían abandonadas y entre finales de los años 60 y comienzos de los 70 muchas fueron demolidas por el deterioro. Pero no ocurrió así con las que aún se pueden visitar en Cuevas del Batán, ya que en 1971 se declaró Monumento Histórico Artístico de Interés Local la Torre Moruna y la zona de su alrededor, donde se sitúan estas viviendas.

Rodaje de ‘Dolor y Gloria’ en Paterna.

En los años 90, el Ayuntamiento adquirió ocho de esas cuevas y las rehabilitó para que a día de hoy, puedan apreciarse por paterneros y visitantes.

Almodóvar descubrió estas cuevas en 2002, cuando buscaba localizaciones para otra de sus películas. Según se explica desde el área de Turismo de Paterna, el cineasta temía que después de 14 años las cuevas ya no existieran, pero al encontrárselas «llenas de vida», se mostró agradecido con el pueblo por su conservación.

«Elegí este espacio porque quería contraponer los recuerdos sombríos y de humillación que tiene una madre pobre de la posguerra, con la ilusión del niño que se conforma con ver el sol a través del tragaluz de la cueva. Son dos miradas diferentes: la de la madre que tiene que ‘entregar a su hijo a Dios’, mandándolo al seminario para que estudie, aunque no le haga ni puñetera gracia, a la del niño que ve aquello como un lugar legendario y fantástico», son las palabras del director que el Ayuntamiento ha recogido para la exposición sobre ‘Dolor y Gloria’.

Para más información y reservas, accede a la página web de Turismo del Ayuntamiento de Paterna.