×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Valencia homenajea a Katalin Karikó, la precursora de la vacuna contra la COVID-19

Sus estudios sobre el ARN mensajero (ARNm) sentaron las bases para el desarrollo de las vacunas de Pfizer y Moderna.

Álvaro Llagunes Álvaro Llagunes - Redactor

Valencia homenajea a Katalin Karikó, la precursora de la vacuna contra la COVID-19

La bioquímica húngara Katalin Karikó, cuyas investigaciones han sido claves para el éxito de las vacunas contra la COVID-19 basadas en ARNm, ya tiene un mural dedicado en Valencia.

Esta obra es la primera del proyecto Dones de Ciència, impulsado por la Universitat Politècnica de València (UPV) y el centro de innovación Las Naves del Ayuntamiento de València, para el curso 2021/2022. Estos murales pretenden visibilizar y rendir tributo a científicas de referencia a escala nacional e internacional, y denunciar las consecuencias de la desigualdad de género.

Desde finales de los 80, Katalin Karikó centró sus estudios en las posibilidades terapéuticas del ARN mensajero. Durante muchos años, su propuesta fue rechazada por instituciones y compañías farmacéuticas, a pesar de lo cual no cejó en su empeño. Hoy, casi cuarenta años después, sus estudios son la base de las vacunas de Pfizer y Moderna contra la COVID-19.

Karikó recibió el pasado mes de junio el premio Princesa de Asturias a la Investigación Científica y Técnica 2021, junto a otros seis científicos y científicas cuyas aportaciones han sido claves para el desarrollo de las vacunas para hacer frente a la pandemia.

El mural se encuentra situado en el patio interior del CEIP Barcia Goyanes, en el barrio de Nou Moles, y es obra de la artista valenciana Diana Bama.

“La parte central del mural la ocupa la figura de Karikó en la actualidad. Es prácticamente monocromático porque quería darle relevancia más a la parte de la línea, del dibujo, y predomina el violeta, morado, comosímbolo feminista. Además, plasmo también esos años en los que nadie apostó por las ideas de Karikó, asícomo su día a día en el laboratorio, con sus manos sosteniendo un libro o pasando una muestra a una probeta. En este caso, es además una metáfora de la importancia del trasvase del conocimiento a las siguientes generaciones, en sintonía con el entorno educativo en el que se encuentra el mural”, destaca la artista Diana Bama.

Noticias