Una ruta por la Valencia de Sorolla

la valencia de sorolla
El pintor valenciano retrató a la ciudad en varios de sus cuadros. Hoy todavía se pueden visitar esos lugares.

A estas alturas de la vida podemos decir claramente que la influencia del pintor valenciano Joaquín Sorolla no tiene límites. No solo en Valencia, sino también a nivel internacional. Sus cuadros han sido expuestos por todo el mundo y eso ha hecho que escenas típicas de la sociedad valenciana se hayan visto en otros lugares del mundo. Lugares que hoy todavía podemos recorrer para sentirnos cómo si estuviéramos dentro de uno de sus cuadros o si acompañáramos al propio Sorolla en su elaboración.

Casa natalicia de Joaquín Sorolla

Sorolla nació en la calle de las Mantas, número 8. Por aquel entonces, en 1863, se llamaba calle Nueva. Cerca de aquí se encontraba la tienda “Sis dits”, donde sus padres trabajaban. Hoy se puede encontrar una placa conmemorativa hecha de azulejos que se lo recuerda a toda persona que pasa por ahí.

Foto: El Masclet
Foto: El Masclet
Los escalones de la Lonja de El grito del palleter

La plaza del Mercado Central es el escenario de este cuadro de Sorolla. En concreto, son los escalones que hay entre la Lonja de la Seda y la plaza del Dr. Collado. Lo pintó en 1884 y en él, el palleter vende pajitas para encender fuego a los campesinos que se encontraban por aquí. Fue el inicio de la rebelión contra Napoleón en Valencia.

grito del palleter sorolla

La playa de la Malvarrosa como escenario recurrente

La playa de la Malvarrosa es el escenario por excelencia de las pinturas de Joaquín Sorolla. Es la imagen que se nos queda de cuadros como Niños en la playa, entre otros. Y es que no hay nada más valenciano que la playa. Escenas costumbristas de este pintor posimpresionista que hoy todavía enamoran.

sorolla malvarrosa

El actual Hospital “Valencia al mar” en Triste herencia

Junto al lado de la localización anterior encontramos el antiguo asilo San Juan de Dios (hoy hospital “Valencia al Mar”). Allí vivían niños huérfanos y Sorolla no dudó en retratarlos en uno de sus cuadros más duros. Es Triste herencia (1899) y está protagonizado por un grupo de aquellos niños entrando en el mar.

triste herencia sorolla

La casa dels Bous en La vuelta de la pesca y Sol de la tarde

No abandonamos El Cabanyal. Si nos acercáramos hoy a la calle Pescadores, 39 no encontraríamos nada destacable. Sin embargo, durante la época del pintor se guardaba ahí a los animales que después tirarían de las barcas para arrastrarlas del mar a la orilla. Los plasmó en dos cuadros: La vuelta de la pesca y Sol de la tarde.

sorolla bous

La casa natalicia de San Vicente Ferrer en Ex-voto

En 1892 Sorolla utilizó este escenario para crear su obra Ex-voto. En el vemos a una mujer sostener un bebé en el aire con el pouet de Sant Vicent de fondo, un lugar típico de devoción al que la gente acudía para conseguir la protección de sus hijos en una época de alta mortalidad infantil. Se encuentra en la casa natalicia de San Vicente Ferrer, patrón de la ciudad. Calle del Pouet de Sant Vicent, 1.

exvoto sorolla

Su tumba en el Cementerio General de Valencia

Cerca de la puerta principal del cementerio de Valencia encontramos la tumba del pintor. Sorolla falleció en Madrid, concretamente en el pueblo de Cercedilla en la sierra en 1923. Su tumba forma ahora parte de una de las llamas Rutas del Silencio, en las que podrás recorrer otras tumbas de personajes ilustres de la ciudad.

Foto: J. Diez Arnal
Foto: J. Diez Arnal
(Visited 51 times, 4 visits today)

Tags:

Ads

You May Also Like

escif Valencia

10 impresionantes obras de arte de Escif, el ‘Banksy valenciano’

El anonimato y una creatividad a raudales han hecho de Banksy una de las figuras más enigmáticas del siglo ...

expo jurasico valencia 2017

La exposición de dinosaurios más importante de Europa está en Valencia

Desde el próximo sábado 30 de septiembre, todos los fans de Jurassic Park y la paleontología van a tener la ...

portada valencia desaparecida

14 fotos del pasado y presente que muestran la evolución de Valencia

Se siguen sumando años al calendario y a las ciudades también se les nota el paso del tiempo. ¿Son ...