Se puede vivir viajando y esta valenciana lo demuestra

La Mochila de Sara cuenta con 70.000 seguidores en Instagram y es una fuente de inspiración para viajar.

la mochila de sara valencia

Ella es Sara Caballero, pero todos la conocen como @lamochiladesara. ¿La razón? Vivir viajando. O vivir para viajar. Con 70.000 seguidores en Instagram esta valenciana se ha convertido una de las principales cuentas de inspiración y viajes en español.

Perfiles como el suyo en Instagram son las nuevas guías de viaje y hacen que otras personas visiten destinos como Marruecos, Noruega, Nueva York o Camboya por el mero hecho de haberlos visto ahí. Viajar y recomendar en Internet se ha convertido en un trabajo que los destinos turísticos valoran y personas como ella disfrutan.

¿Cómo empezaste con el proyecto de @lamochiladesara?

Siempre me había gustado viajar y todo empezó durante un viaje a Tailandia hace 4 años. Me gustó mucho Asia y ver más allá de Europa. Empecé a subir de vez en cuando fotos a Instagram para compartir con mis amigos y ni mucho menos a un ritmo como el de ahora que soy más constante. Y de repente me empezaron a seguir gente que también hacía viajes.

La comunidad viajera en Instagram es enorme. Hay muchos perfiles de gente que nos dedicamos a esto. Empecé a crecer subiendo mis fotos hasta que de pronto vi que me contactaba una marca o una agencia. Desde enero de 2018 ha sido cuando he empezado a dedicarme a fondo a mi proyecto porque me salían más oportunidades y colaboraciones.

Es decir, ahora mismo, vives de esto.

Ahora mismo sí. En agosto dejé mi trabajo porque al final mi pasión es viajar. No sabía cómo me iba a ir, pero me empezaban a proponer eventos y viajes para los que yo no podía estar disponible por motivos laborales. Hasta que el verano pasado decidí dar el paso.

¿En qué viaje te das cuenta que tenías que dar el paso?

No fue ninguno en concreto. Más bien, un cúmulo de situaciones. En cuanto empieza la temporada de viajes, allá por primavera, me ofrecieron viajar a los Fiordos en Noruega. Todo un sueño al que me llevaban para promocionarlo durante 9 días. Y justo ese mismo mes me salieron otros destinos más y colaboraciones. Algunas tuve incluso que rechazarlas y me volvía loca para cuadrar fechas con el trabajo. Ese cúmulo de cosas fue lo que me hizo darme cuenta de que si quería continuar tenía que dejar el trabajo.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sara Caballero (@lamochiladesara) el

¿Te definirías como influencer?

Es una palabra que no me gusta. No me considero influencer. Al final es verdad que mucha gente gracias a ti visita otros sitios y diría que es más inspirar que influenciar. Recibo mensajes de seguidores que me comentan que el perfil les inspira un montón. Me considero más “creadora de contenido”.

Has comentado que trabajas con otras empresas para colaboraciones a la hora de visitar otros lugares. ¿Cómo gestionas esto para encontrar el equilibrio entre viajes que tú quieres hacer para tu proyecto y propuestas que te llegan?

Hay veces que te proponen un viaje que no es el destino que esperabas, pero lo ves como una buena oportunidad para descubrir otros lugares. También hay que valorar qué es lo que vas a encontrar en esos destinos que te proponen y ver si merece la pena para luego no volverse loca buscando fotos que poder compartir en redes sociales. Por eso hay colaboraciones a las que tienes que decir que no.

Cuando te gusta viajar, aunque el destino te llame menos, siempre acabas conociendo lugares nuevos y al final te gusta. De cualquier destino sacas cosas buenas.

¿Hay veces que eliges pensando si un destino es instagrameable?

Ahora mismo sí que influye. Por ejemplo, en Bali todos sabemos que hay unos sitios para hacer fotos impresionantes. Si al mismo tiempo tienes una propuesta, que a diferencia de Bali que no es pagada, te lo pagan todo, pero es en Soria, quizás rechazas más el dinero que te paguen por los paisajes que puedes encontrar en una zona como Bali. Es verdad que eso acaba decidiendo bastante.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sara Caballero (@lamochiladesara) el

¿Crees que con las redes sociales las guías de viajes se están quedando obsoletas?

Nunca he sido usuaria de guías de viaje. Lo que creo que son las nuevas guías de viajes son los blogs. Con un búsqueda en Google sobre restaurantes en Marrakech, por ejemplo, puedes conocer bastantes propuestas. Soy más usuaria de los blogs que de las guías tradicionales.

¿Piensas que influye en el éxito de los blogs y los perfiles en redes sociales que es gente “anónima” quien está contando su experiencia? Ya no existe la figura del periodista o especialista en viajes.

Totalmente. Por Instagram veo que mucha gente quiere seguir el mismo camino, que intenta ser constante con sus perfiles. Es cierto que en Instagram hay gente que se hace famosa por haber salido antes en la tele, pero mi caso es el de una persona cualquiera de Valencia que empezó por su cuenta. Y creo que eso la gente lo ve como más real, que a ellos también les podría pasar. Al final no hay un truco para ganar seguidores o que las marcas te llamen. Siempre hay que intentarlo.

¿Recibes mensajes de gente que viaja a destinos gracias a tus recomendaciones?

Eso siempre. Ya puede ser Marruecos o Navarra. A raíz de las fotos la gente se plantea viajes para los próximos puentes y vacaciones. Al final creo que nos siguen por eso, para conseguir ideas de destinos de viaje e inspirarse con tus fotos.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sara Caballero (@lamochiladesara) el

¿Te resulta estresante viajar de esta forma?

Puede llegar a ser estresante. Cuando amas lo que haces, te cuesta menos. A mi personalmente lo que más me cuesta es el tema de aeropuertos: hacer y deshacer la maleta, las esperas, la seguridad, etc. El resto no importa.

¿Y darle cobertura en redes crees que te impide disfrutar de los viajes?

Totalmente. Aunque cuando viajo todo me gusta y me parece impresionante, es verdad que lo he notado en viajes en los que tenía que promocionar algún destino. Estás pensando que tienes que hacer un número de fotos que has pactado por contrato y que esas fotos triunfen en redes. Durante un atardecer, por ejemplo, no puedes disfrutar al máximo porque estás sacando un vídeo y tienes que etiquetar a la oficina de turismo de esa ciudad.

Me ha pasado que mi acompañante ha disfrutado de algunos momentos en los que yo estaba pendiente del móvil, de una foto. Me siento afortunada por vivirlo, pero a veces me gustaría ser mi acompañante.

¿Cuál es el sitio que más te ha gustado de los que has visitado recientemente?

De 2018 diría Noruega, por paisajes y naturaleza, y Costa Rica por su combinación de paisajes y zona tropical con playa y selva. Me encanta. Aunque hay muchos que recomendar.

¿Y qué viajes tienes previstos para este año?

El mes que viene voy a Lisboa 6 días y luego, Lanzarote. De momento son los viajes más inmediatos.

Para acabar, como eres valenciana, ¿qué lugares de la ciudad y la zona recomendarías a otras personas para visitar?

La zona de Andilla me gusta bastante. También, un atardecer en l’Albufera, El Palmar y El Saler. Es un sitio que destacaría mucho y me parece espectacular. 

De la ciudad, la zona que más me gusta es la plaza de la Virgen y las calles estrechas del Carmen. Esa es mi zona favorita.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sara Caballero (@lamochiladesara) el

(Visited 1.347 times, 1 visits today)

Tags:

Ads

You May Also Like

coche palets valencia

Un coche cargado con 32 palets recorre durante kilómetros una autovía en Valencia

Ha sucedido esta mañana en Paterna. Como un equilibrista en el circo, el coche que ves en la imagen ...

insectfit barritas energeticas insectos

Barritas energéticas de insectos, el último negocio ‘made in’ Valencia

En México los chapulines son un acompañamiento bastante común de tacos y quesadillas. En China arañas, escorpiones y larvas ...

valencia-at-night

10 preguntas tontas que estás hart@ de escuchar si eres de Valencia

Que si aquí tod@s somos un@s tetes/as, que si sólo bebemos horchata, que si el catalán y el ...