La Beata Inés, la parada perfecta tras un día de playa

    la beata ines valencia
    Es el templo del dulce y salado XXL en Valencia.

    Dicen que la playa te aplatana. Que después de toda una mañana tirado en la hamaca, lo último que quieres es correr una maratón. Más bien, el mar te induce a comer y en La Beata Inés pueden dar buena fe de ello.

    Esta pastelería de Mareny de Sant Llorenç es una de las paradas obligatorias de playeros y no tan playeros durante los meses de verano. Destaca por ser el templo del dulce y salado tamaño XXL, con cualquier cosa que puedas imaginar a tamaño gigante. Es un horno tradicional y familiar situado a pie de carretera, la CV-502, que obliga a pararse en su parking exterior a cualquiera que quiera comprar algo. Y ya que estamos, también a disfrutarlo en su terraza.

    Una publicación compartida de Belen (@belna23) el

    El negocio arrancó aquí hace más de 30 años y, pese a su localización, se ha ganado una buena fama a lo largo de toda la provincia de Valencia. Abren todos los días del año excepto durante el mes de noviembre que cierran por vacaciones y hay días que la cola para pillar uno de sus dulces puede parecer interminable.

    Sus vitrinas están llenas de pasteles y productos como muffins, coca de nueces y pasas, ensaimadas, pan artesano, fartons o empanadillas, entre muchas otras cosas. Aunque el dulce más demandado es el croissant gigante relleno de chocolate, una reconfortante bomba de calorías después de un día de playa.

    De bisabuelos panaderos a abuelos, padres e hijos, el legado de familiar de La Beata Inés continúa y lo hace con éxito. Esperemos que siga así por mucho tiempo.

    Foto de portada: @adventurer_and_photographer

    • Show Comments

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    Ads