×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

Los ficus del Parterre y la Glorieta, un símbolo del centro de Valencia

Los cuatro árboles llevan ahí plantados desde 1852. El del Parterre es uno de los árboles más singulares de la ciudad.

By Valencia Secreta

Los ficus del Parterre y la Glorieta, un símbolo del centro de Valencia

Ahora puedes descubrir su historia a través de una de las 24 rutas propuestas por el Ayuntamiento de Valencia.

En apenas 100 metros, los que separan El Parterre de la Porta de la Mar, encontramos a unos de los habitantes más longevos de la ciudad. Nos referimos a los enormes ficus (Ficus Macrophylla) que hay plantados a las puertas del Tribunal Superior de Justicia. El primero de ellos localizamos pegado a la gasolinera de la plaza Alfons el Magnànim; los otros tres, enfrente, en el parque de la Glorieta. Seguro que te has acercado en una ocasión a tocar sus raíces, pero… ¿conoces la historia que hay detrás de ellos?

Estos árboles llegaron a Valencia hace 169 años. Fue en 1852 cuando se decidió plantar estos grandes ficus en esta zona de la ciudad. Sorprenden por sus anchas y enormes raíces, así como por la extensión de su copa. El que se plantó en El Parterre es el más monumental de los cuatro con una altura de 24 metros. Y llegó ahí antes que la estatua de Jaime I que preside el parque.

Las historias en torno a estos ficus apuntan a que podrían haber llegado aquí por accidente. En concreto, se ha documentado que el que se localiza en El Parterre se plantó junto con más de 40 magnolios. Los jardineros en aquel momento lo confundieron con otro magnolio más. La sorpresa no se descubriría hasta años más tarde.

Son árboles que han vivido el reinado de Isabel II, la primera y segunda República, el franquismo y la llegada de la democracia. Han sobrevivido a la Guerra Civil y la riada del 57, cuando el agua llegó a cubrirlos hasta casi la copa. Una fortaleza natural excepcional.

Como elementos protegidos de la ciudad, en 2014 se comenzó a negociar con la empresa gestora de la gasolinera ubicada en las proximidades de los parques de la Glorieta y Parterre para desplazarla por el crecimiento de las raíces del ficus. El acuerdo se materializó en 2019 porque el desarrollo del árbol ya ha afectado a las aceras próximas y podría causar daños en la gasolinera en un futuro.