×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Noticias

Así abrirán las piscinas de Valencia este verano

Las piscinas públicas podrían abrir en julio con nuevas medidas de seguridad.

By Valencia Secreta

Así abrirán las piscinas de Valencia este verano

La temperatura y las ganas de darnos un chapuzón crecen a la par. El calor empieza a caldear la ciudad, pero el modo en que nos refrescaremos este verano está rodeado de incógnitas. ¿Cómo será bañarse en la piscina después del coronavirus?

Los estudios científicos más recientes apuntan a que la posibilidad de contagio en el agua es mínima porque agentes como el cloro y la radiación solar obstaculizan la transmisión del virus. El peligro recaería entonces en el contacto social entre bañistas y al tocar superficies compartidas.

Medidas de higiene y seguridad

Aunque todavía no hay fecha concreta de apertura de las piscinas de Valencia y municipios del área metropolitana, el Ministerio de Sanidad contempla su apertura a partir de las fase 2.

Una circular de la Secretaria Autonómica de Seguridad y Emergencias recuerda a los ayuntamientos que deberán implementar medidas de control de aforo, así como cerrar elementos no imprescindibles como fuentes o toboganes.

El aforo será del 30% de la capacidad máxima permitida y el baño se deberá hacer por turnos establecidos en el ticket de entrada. Además, las instalaciones se deberán desinfectar después de cada turno de baño.

Otras medidas: separación de carriles y control de temperatura

El Ayuntamiento de Valencia todavía no ha publicado las nuevas normas para bañarse en las piscinas públicas. Sin embargo, la Asociación Española de Profesionales del Sector Piscinas (Asofap) ya ha elaborado una guía con las pautas sugeridas por el sector para la reapertura de las piscinas.

El protocolo de la Asofap propone separar a los bañistas en carriles de nado para favorecer la distancia social y registrar la temperatura corporal antes de acceder al recinto. Las tumbonas o hamacas se inutilizarían o, si no fueran compartidas, se separarían al menos dos metros. El aforo podría reducirse hasta la mitad.

En cuanto a seguridad individual se contempla la recomendación de usar gafas dentro del agua y delimitar la zona de pies descalzos. Las duchas, más importantes que nunca, se deberían realizar en casa, y se debería repartir gel hidroalcohólico a los usuarios para el frecuente lavado de manos.

La guía plantea otras cuestiones como la extrema desinfección del agua y de las zonas comunes.

¿Podré tomarme algo en la terraza de la piscina?

Si la piscina cuenta con bar o cafetería, la normativa explica que se regirá por las medidas dictadas en cada fase para este tipo de establecimientos. Es decir, distancia entre mesas y clientes y reducción de aforo al 50%.