×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

10 claves para sobrevivir a las fiestas de pueblo

Eloisa Driver Eloisa Driver

10 claves para sobrevivir a las fiestas de pueblo

Existe algo más típico en verano que el gazpacho, las piscinas y las picaduras de mosquito y esas son ¡las fiestas de los pueblos! El maná de los asentamientos pequeños, que duplican sus poblaciones; la alegría de las abuelas que vuelven a ver a sus familiares… Y aunque creas que todo es diversión por lo que te cuentan tus amigos con pueblo, estar a la altura de estos eventos conlleva años de entrenamiento. Conseguir sobrevivir a unas fiestas con la L de novato es una ardua tarea digna del último superviviente.

Si te han invitado a las fiestas de un pueblo este verano, aquí te damos los mandamientos claves que debes tener en cuenta para no morir en el intento.

1. Beberás hasta la inconsciencia

Llevarás tiempo notando que tus amig@s con pueblo son los únicos que nunca han terminado la noche arrastrándose por el suelo. Lógico. Te acostumbras a mantener la compostura porque nunca sabes quién puede chivarle tu estado etílico a tu abuela. Y es que en las fiestas de pueblo se bebe constantemente. 24/7.

2. Bailarás pasodobles

Unas fiestas de pueblo no están completas si no te bailas un pasodoble. Son lo más parecido a los coches de choque: te darán golpes, te empujarán, te pisarán y nunca recibirás un “perdón”. Pero tienes que ser fuerte y seguir con tu baile; NUNCA se deja un pasodoble a medias.

pueblo1

3. No dormirás

Nada, ya lo harás cuando vuelvas a la civilización. Aquí se aprovecha cada momento y sí, posiblemente sea para beber más, pero por eso ya te hemos prevenido en el primer punto. Los gatos también son pardos por el día.

4. No rechazarás nada de lo que te ofrezcan

No os asustéis. No creo que nadie os ofrezca nada ilegal, que la pela es la pela. Ahora, eso sí, cuando te vengan con una cerveza, NUNCA dirás que no; sonreirás, darás las gracias y te la beberás. Y ya no te digo nada como sea la abuela de tu amig@ la que te ofrezca comida. Rechazarla es blasfemia.

5. Evitarás las resacas

Ya suponemos que no las buscas, pero aquí es realmente importante evitarla. Como ya te hemos dicho, beberás más de a lo que estás acostumbrad@, así que cuanto mejor estés, mejor mantendrás el tipo.

6. Harás el ridículo

Las fiestas son para desconectar, relajarte… Olvida todo lo que has dejado en la ciudad y sobre todo la dignidad.

pueblo2

7. Oirás canciones que pensaste que se habían extinguido

Las orquestas de pueblo deberían recibir una subvención del Estado porque son ellas las que mantienen vivos grandes temazos de la historia de nuestro país. Gracias a ellas, los jóvenes seguimos conociendo “Capote de grana y oro” o el mítico “Francisco Alegre”. Descubrirás que te sigues acordando del estribillo de “Fiesta pagana” y que oirás “La gota fría” todas las noches.

8. No oirás una canción reciente

Este punto complementa el anterior., y es que hay algo más dcomplicado que escalar el Everest o encontrar tu talla en las rebajas: conseguir introducir una canción actual en el repertorio de una orquesta de pueblo. Hace dos años la única que consiguió traspasar esta barrera fue “Bailando” de Enrique Iglesias. ¿Creéis que seguirá estando? Sinceramente, lo dudamos.

9. La limonada nunca llevará limón

En todas las fiestas de pueblo que se aprecie, siempre hay una bebida típica que puede llegar a llamarse “limonada”, “zurra” u cualquier otro nombre extraño. Ninguno de estos apelativos te dará una pista de sus ingredientes, porque efectivamente esas limonadas NO llevan limón. Lo más probable es que sea vino con algún condimento. Véase el punto 1.

10. Descubrirás que la charanga mola más que muchas discotecas

Comprobarás que un tambor y una trompeta te dan más ganas de bailar que muchos conciertos en los que has estado. Las convertiríamos en patrimonio de la humanidad.

 

Si haces caso a nuestros consejos y consigues terminar las fiestas del pueblo de tu amig@ de manera digna, recibirás el premio que los autóctonos conceden a los forasteros que han mantenido el tipo a lo largo de los días de celebración. Una frase celestial que te otorga honor tanto a ti como a tu amig@, que le reafirma que hizo bien en invitarte a las fiestas: “¡¡Eh!!, ¡¡A éste/a te l@ puedes volver a traer para las siguientes fiestas!!”

vistas pueblo