Un paseo por la Valencia gótica

Un paseo por la Valencia gótica

La belleza de Valencia se remonta a muchos siglos atrás. A tantos siglos que podemos hablar de que el Siglo de Oro tuvo un bonito reflejo en la capital. La Valencia gótica es una preciosidad, y esta ruta pretende descubrir algunas de las zonas más bonitas.

Preparen las zapatillas de andar, o las botas, o el calzado que sea más cómodo porque vamos a pegar un pateo importante por las calles de los barrios céntricos encontrando trozos góticos de la ciudad.

1. Lonja de la Seda

Iniciamos nuestro recorrido por un punto emblemático como pocos que además ha sido nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La Lonja de la Seda (o la Llotja en valenciano) es un edificio construido entre 1482 y 1548 y está cargado de esculturas, gárgolas y columnas. Digno de admirar, disparad las cámaras de fotos.

Lonja de la Seda de Valencia
Este edificio, como se puede deducir de su nombre, era una institución comercial en el siglo XVI y se consideró un símbolo de poder para atraer a los comerciantes. Ya cuando se construyó, el Consejo de la Ciudad dictaminó que la obra tenía que ser “muy bella, magnífica y suntuosa, la cual sería honor y ornamento de esta insigne ciudad”. Misión cumplida.

Seguimos el recorrido saliendo hacia el noreste por el carrer de la Purisima para llegar a una bonita iglesia gótica, la iglesia de Santa Catalina. Ubicada en la plaza Madre de Dios de la Paz, se levantó sobre una antigua mezquita allá por el siglo XIII, aunque tuvo que ser reconstruida en el XVI por un incendio que casi la tira abajo. El campanario es posterior: se empezó a construir en 1688 y terminó en 1705.

2. Catedral de Valencia

Catedral de ValenciaDe la iglesia salimos hacia el norte y llegamos a otro punto vital: la Catedral de Valencia. O mejor dicho, la iglesia catedral-basílica Metropolitana de la Asunción de Nuestra Señora de Valencia. O la Seu, como se le llama coloquialmente.

La catedral es principalmente de estilo gótico valenciano, pero incluye también detalles del románico, el gótico francés, el Renacimiento, el barroco y el neoclásico. Una mezcla de estilos que dejaron una auténtica preciosidad de edificio. Si nos remontamos un poco en la historia veremos que se edificó sobre la mezquita de Balasiya. Esta mezquita se encontraba sobre la antigua catedral visigótica. Y esta catedral lo estaba sobre un antiguo templo romano dedicado a Júpiter o Diana.

3. Torres de Quart y de Serranos

Avanzando hacia el norte, hacia la plaza de la Virgen, giramos hacia la izquierda para entrar en el barrio del Carmen. Pero antes pasamos por delante del Palau de la Generalitat, otro edificio gótico valenciano, y hacemos unas fotos antes de llegar tras un breve paseo a las Torres de Quart.

torres-quart
Torres de Quart

Estas grandes torres fueron la puerta de entrada a la ciudad hace varios siglos, permitiendo el acceso hasta el pueblo de Quart de Poblet. De ahí su nombre. Si subimos y nos introducimos en el barrio de lleno pasaremos por delante del Portal de la Valldigna, que separaba a cristianos y musulmanes cuando ambas culturas convivían en la ciudad.

Si seguimos de aquí hacia el norte encontramos las otras torres que quedaron en pie de las 12 puertas que antes había en la muralla de la ciudad. Son las Torres de Serranos, llamadas así bien porque venían desde Zaragoza (y comunicaba desde ahí con Barcelona) o bien por la familia de la que toman su nombre. Fotos y, si queremos seguir, cruzamos el puente homónimo y salimos hacia la derecha.

4. Monasterio de la Santísima Trinidad

Podríamos acabar aquí la ruta pero nos dejaríamos cosas sin ver. Así que por el camino de San Fernando –un ratito a pie, un ratito andando– nos dirigimos al Real Monasterio de la Santísima Trinidad, otra iglesia gótica valenciana.

Una vez nos hayamos deleitado con este edificio, podemos perfectamente coger el puente de la Trinidad, que es otro ejemplo de esta arquitectura, y seguir bajando hasta llegar al punto final de nuestro recorrido.

Hemos dado un bonito rodeo para llegar hasta aquí (si salimos por el carrer del Miracle llegaremos cerca de la iglesia de Santa Catalina), pero tenemos delante la iglesia de San Juan del Hospital. Este templo fue construido en el siglo XIII en unos terrenos cedidos por el rey Jaime I a la Orden Militar de los Caballeros Hospitalarios –de ahí su nombre–, hoy conocidos como Orden de Malta.

Como siempre, os dejamos el mapa con la ruta para que podáis seguirla si os apetece.

Con este último edificio finalizamos una larga ruta a través de la Valencia gótica. Nos dejamos mucho, claro, pero dejamos un poquito al paseante para que la descubra. ¿Qué hay más interesante que encontrarse puntos bonitos porque sí?

1 comment

Leave a Response